Sánchez Dragó, pedófilo reconocido


Opinión


TANIA LEZKANO

Como hemos podido saber hoy, Fernando Sánchez Dragó (Madrid, 1936) ha rectificado sobre la polémica creada en torno a su persona cuando se supo que en su último libro, Dios los cría… y ellos hablan de sexo, drogas, España, corrupción… -editado por Planeta- confesaba haber mantenido relaciones sexuales con dos menores japonesas, de 13 y 14 años, allá por el año 1967.

Explicaba que ahora lo ha sacado a la luz nada más y nada menos que porque el crimen ha prescrito. En uno de los párrafos de ese libro relata: “En Tokio, un día, me topé con unas lolitas, pero no eran unas lolitas cualesquiera, sino de esas que se visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda… Tendrían unos trece años. Subí con ellas y las muy putas se pusieron a turnarse. Mientras una se iba al váter, la otra se me trajinaba”. Además, Sánchez Dragó se presentaba como víctima, alegando que fueron las niñas quienes le violaron a él, que en aquel año tenía 31 años. Además expone la cuestión con total chulería, prepotencia y arrogancia, sin arrepentimiento ni ningún sentimiento de culpabilidad por el delito cometido.

Sin embargo, el escritor ha salido ahora para decir que “nadie se trajinó a nadie” y que parte de lo escrito es totalmente inventado: “Es una historia literaturizada, digamos, a partir de una anécdota trivial. Se remonta a 1967. Ya ha llovido: casi medio siglo. Fue un coqueteo sin importancia. Los jóvenes japoneses eran así. Estaban ellas, con sus amigos, a la salida del metro. Fuimos todos juntos a tomarnos un café al lado de la estación. Nadie se trajinó a nadie. Lo de los trece años era una forma de hablar. Las japonesas tienen un aspecto muy aniñado”, explicaba en un email enviado al diario Público.

Pedófilo o no, Sánchez Dragó ha vuelto a provocar la polémica, y en este caso sobre un tema muy serio, la pedofilia. No, peor: la pederastia -según la RAE, “pedofilia” es “únicamente” la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes; sin embargo, la pederastia va más allá, es el abuso sexual real cometido con niños-. Así, este hombre no ha hecho más que agravar la delicada situación de este asunto, que cada dos por tres vuelve a ser oído por culpa de algún clérigo más que se apunta al delito.

A esto hay que añadir que el comité de empresa de Telemadrid ha pedido, junto a Comisiones Obreras (CCOO), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Unión General de Trabajadores (UGT), la destitución inmediata de Dragó, “El Pedófilo”, que presenta el programa Las Noches Blancas en la cadena pública madrileña.

Anuncios

Acerca de Tania Lezcano

Elegí periodismo porque soy incapaz de hacer oídos sordos ante las injusticias de mi alrededor, y por ello intento luchar por un mundo más justo. Especializada en Política Internacional y la región de Oriente Medio.
Esta entrada fue publicada en La delgada línea roja y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s