El dominó de nunca acabar


Opinión

Imagen extraída de http://www.aljazeera.net, procedente del usuario de Twitter @rutevera.

TANIA LEZKANO

Comenzó como algo pasajero en una localidad de casi 40.000 habitantes de TúnezSidi Bouzid, cuando Mohamed Bouazizi -llamado padre de la Revolución tunecina– se quemó a lo bonzo, cansado de una situación que se repetía día sí y día también: era frutero y muchos días los policías le robaban la mercancía, cuando no la tiraban al suelo. Él nunca soñó con convertirse en héroe nacional -y casi internacional- ni mucho menos. Sin embargo, tras este suceso, la gota que colmó el vaso, comenzó una oleada de protestas por todo el país que terminó con el derrocamiento del gobierno del dictador Ben Alí después de 23 años. Antes de que terminaran las protestas en Túnez, el efectó dominó se extendió a Egipto, donde Hosni Mubarak llevaba afincado casi 30 años y donde las revueltas populares también triunfaron. Todo el mundo pensó entonces que se trataba de dos hechos aislados, en dos países donde las dictaduras llevaban tantos años campando a sus anchas, con el visto bueno, por cierto, de los organismos internacionales. Pero no.

Todo resultó ser más complicado, y ahora el país que se encuentra entre Túnez y Egipto ha sido la siguiente ficha del dominó. No obstante, en Libia está siendo más difícil, ya que, a diferencia del tunecino y el egipcio, el dictador Muammar al-Gaddafi se resiste a abandonar el poder, después de casi 42 años.
Pese a que ahora el centro del huracán y también de la atención informativa se encuentra en Libia, y concretamente en Trípoli, no hay que olvidar otros países de Oriente Próximo donde el pueblo comienza a revolucionarse para tomar por fin las riendas de su propio futuro: Bahrein, Yemen En unos países las protestas son más reprimidas que en otros, pero el pueblo árabe está demostrando no tener miedo y estar dispuesto a continuar pase lo que pase.

Y yo me pregunto, ¿por qué sólo en Oriente? Sí, son dictaduras, está claro. La libertad está claramente cuestionada, pero, ¿acaso no hay países occidentales donde sucede lo mismo? ¿Cuándo se encenderá la llama de Occidente? ¿Y dónde? Italia no sería un mal lugar. Berlusconi se ha hecho con todo el poder, con toda la prensa y un alto porcentaje de los demás medios y, para más inri, está rodeado de una inmunidad claramente cuestionable desde el punto de vista democrático. ¿Y acaso en muchos países occidentales no son los líderes inmunes, al menos durante su mandato? He aquí nuestra “gran patria”. ¿Sabían ustedes que nuestro jefe de Estado no puede ser encarcelado ni juzgado porque carece de responsabilidad jurídica? Es el llamado refrendo, y está regulado en el artículo 64 de la Constitución. Consiste en que los actos del rey carecen de validez y la responsabilidad la tiene el órgano refrendante, generalmente el presidente del Gobierno, los ministros competentes o, en última instancia, el presidente del Congreso. Así pues, ¿para cuándo la primera ficha del dominó en Europa?

Otra cuestión que me preocupa, no lejos de hacerme reír -por no llorar-, es la injerencia constante de Estados Unidos en asuntos que ni le van ni le vienen. Sabemos que maneja un porcentaje importante del ejército de Egipto, pero, ¿realmente le da eso derecho a poner y quitar a su antojo a los líderes del país, o siquiera a opinar -opiniones que son órdenes- sobre lo que debe hacerse? Y lo mejor de todo, ¿por qué nadie le dice nada? ¿Acaso no es cada estado independiente del resto del mundo? A esto hay que añadir la condena de la violencia. Estados Unidos ha condenado de forma tajante la represión de los gobiernos libio e iraní sobre las protestas populares. Obviamente, toda represión ejercida contra un conjunto de personas con derecho a protestar es condenable, y, de hecho, hay que condenarla. Pero, cosa curiosa, la primera potencia mundial no ha condenado las represiones tunecina y egipcia. ¿Por qué? ¿No será porque sus regímenes mantenían buenas relaciones diplomáticas -y más que diplomáticas- con el gobierno estadounidense? Vaya, por dios… me parece que va a ser eso.

——————————-

En Al Jazeera puede verse información constante en inglés acerca de los avances del pueblo libio, además de programas dedicados a ello, con expertos y testigos.

Anuncios

Acerca de Tania Lezcano

Elegí periodismo porque soy incapaz de hacer oídos sordos ante las injusticias de mi alrededor, y por ello intento luchar por un mundo más justo. Especializada en Política Internacional y la región de Oriente Medio.
Esta entrada fue publicada en La delgada línea roja y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El dominó de nunca acabar

  1. Pingback: El dominó de nunca acabar

  2. Pingback: Partido Comunista Nazi, el futuro | Un blog de Bilbao-Corporation.com

  3. Pingback: Palestina no es igual que Libia | Un blog de Bilbao-Corporation.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s