Macabro recordatorio


Opinión

TANIA LEZKANO

Han pasado unos cuantos años, pero a la vez parece que fue ayer, porque todo sigue igual. Y ya nadie se acuerda, o no quiere acordarse. Por eso escribo esto, para recordar los años del terror que vivimos y aún estamos viviendo aunque cerremos los ojos porque ya no hay repercusión mediática, excepto cuando sucede algo “muy importante” y las cámaras vuelven a acudir allí. Hablo de hace 9 años, y 7 años. Concretamente del 7 de octubre de 2001 y del 20 de marzo de 2003. ¿Ahora ya les suena de algo?

Sí, hablo de la invasión de Afganistán y la de Irak respectivamente. ¿Se acuerdan? 11 de septiembre de 2001. Caen las Torres Gemelas de Manhattan a consecuencia de un atentado de Al Qaeda, encabezado intelectualmente por Osama Bin Laden, que es un tema aparte porque de repente se dejó de hablar de él. ¿Acaso dejó de ser aquel terrible terrorista que iba a acabar con la paz mundial y por el que íbamos a morir todos? Se ve que colgó los hábitos de terrorista y se dedicó a vivir en una casita cerca de la playa observando el amanecer cada día. Eso hasta la reciente noticia que hemos recibido hace apenas unos días, la de su muerte, y sobre la que ya opiné.

Bueno, sigamos con el tema. Estados Unidos encuentra en esos atentados la excusa perfecta para entrar en Afganistán, cosa que llevaba deseando hacía tiempo, pero necesitaba, como siempre, una excusa. Y la tuvo. El 7 de octubre de 2001, las tropas estadounidenses entran en el país asiático a destajo, como siempre. El objetivo principal es encontrar a Bin Laden, y el siguiente, poner “paz” en el país, donde gobiernan los talibán. Y ellos, cómo no, se sienten los salvadores del mundo, que tienen que poner paz donde sea, porque son ellos los ‘elegidos’. Bien. Consiguen acabar con el régimen con el apoyo incondicional de la UE, la OTAN y la ONU (cómo no) e imponer a Hamid Karzai, un presidente “provisional”. Provisional, sí, durante tres años, pues hasta 2004 no se convocaron elecciones. Actualmente sigue siendo él el presidente, tras haber sido reelegido. Sin embargo, Afganistán continúa ocupada por tropas de la OTAN (incluida España), porque según ellos “aún no hay paz”. Claro, y piensan que nos lo vamos a creer. Lo mejor de todo es que hace tiempo dijeron que Bin Laden se había perdido por Pakistán… Y justo después tuvieron un gran interés por entrar en ese país. Finalmente parecían tener razón, pero ellos ya se dedicaron -y si no ya lo harán en Pakistán, al tiempo- a destrozar vidas y países, que es lo suyo.

Por otra parte, Irak está un poco más reciente. Ya es conocida la historia. Básicamente, el presidente George W. Bush atacó el país el 20 de marzo de 2003 con la excusa de que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva, y claro, Estados Unidos era quien debía intervenir, siempre salvando el mundo. Bueno, hubo guerra. Una terrible guerra que acabó el 1 de mayo del mismo año. También con el respaldo de la OTAN y la UE (sobre todo Tony Blair, de Reino Unido; y nuestro José María Aznar). La ONU lo condenó, diciendo que era una “guerra ilegal”, pero no hizo nada. Y esto de la “guerra ilegal” siempre me ha hecho mucha gracia. Como si las demás guerras no lo fueran, y fuese perfectamente legal matar gente, niños, mujeres, ancianos… civiles al fin y al cabo. El final lo conocen: Saddam Hussein en la horca, el 30 de diciembre de 2006. Pero desde luego, lo mejor de toda esta historia era que no había armas de destrucción masiva. Bueno, una vez más, la excusa perfecta, aunque sea falsa.

En fin, sólo quería hacer un recordatorio de todo esto. Porque no ha acabado, porque mientras los Estados Unidos sean “los buenos” para el resto del mundo, podrán seguir haciendo las barbaridades que hacen, y la gente se lo seguirá creyendo. Podrán seguir invadiendo países a su antojo. Ayer fueron Afganistán e Irak, pero en cualquier momento puede… de hecho, estoy segura, van a ser Irán, Pakistán o Siria. Irán el primero, bajo la excusa del “uranio enriquecido para fabricar una bomba nuclear”. Vale, y digo yo… ¿y qué? ¿No tiene acaso Estados Unidos una bomba (o más) y nadie le dice nada? ¿Qué pasa, son los únicos que pueden tener armas? Y lo mejor de todo es que la gente confía en ellos, la gente les cree. La gente piensa que tienen razón al invadir países porque son “terroristas”. Yo más bien diría que son “resistencia”. Es lo que intentan hacer también con Palestina. Israel son los buenos.
En fin, no hay peor cosa en el mundo que el terrorismo aceptado, el terrorismo “legal”, el terrorismo de Estado.

Anuncios

Acerca de Tania Lezcano

Elegí periodismo porque soy incapaz de hacer oídos sordos ante las injusticias de mi alrededor, y por ello intento luchar por un mundo más justo. Especializada en Política Internacional y la región de Oriente Medio.
Esta entrada fue publicada en La delgada línea roja y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Macabro recordatorio

  1. niro dijo:

    Pakistán a sido uno de los alidos de Estados Unidos

    En uno de los documentales de loose change:
    http://video.google.es/videoplay?docid=3819618435698830727&hl=es#
    que fue subido hace 4 años. 06:30 del video dice:
    “en Pakistán, en un hospital militar todos los urólogos son remplazados. para recibir a su invitado de honor Osama Bin Laden. quien es escoltado dentro y cuidado.”

    si la gente que hizo este vídeo tenia esa información, supongo q la CIA agencia mas poderosa del mundo también. entonces, por que no le preguntaron a sus aliados que paso luego con osama?
    por que resulta que luego de invadir Afganistán y matar a miles de civiles en busca de osama ben laden.. es muerto también en Pakistán en una casa a metros de otra base militar.

    lindo aliado se busco Pakistán, hace unos días los drones (aviones no tripulados de estados unidos) mataron a 10 personas. luego del echo de decidir entrar a matar a osama sin avisarles si quiera. si el gobierno pakistaní se quejan fuerte por que están violando su soberanía ante algún organismo serán acusados de cooperar con terroristas.

    Estas son las “democracias” que estados unidos quiere en el mundo, esta es la libertad, su libertad de hacer y deshacer a su antojo.

    buen articulo tania! abraso desde argentina!

  2. tania89 dijo:

    Muchas gracias por tu comentario, niro. Un abrazo.

  3. Alfredo de J. Viso dijo:

    Noel Fernandez, saboteador y revolucionario, martir de la revolucion:

    Cuando en Camagüey comienza a sentirse la represión de la tiranía batistiana, Noel, como otros muchos jóvenes, se incorpora a la lucha clandestina. Inició dichas actividades en 1957 realizando numerosos sabotajes, como el incendio de varios ómnibus locales en lugares céntricos de la ciudad.

    Su primer trabajo revolucionario de importancia fue la colocación de una bomba en el club nocturno llamado “Moroceo”, hecho que se llevó a cabo como una forma única de hacer comprender que no era justo que mientras muchos morían peleando o sufrían prisión otros se divirtieran ignorantes, indiferentes del momento crítico por el que atravesaba Cuba.

    El 31 de diciembre de 1957 fue detenido el jefe de acción y sabotaje del M-26-7 en el municipio de Camagüey, Lester Delgado, a quien Noel en la práctica sustituyó.

    Planeó y llevó a cabo con gran éxito el incendio de la Audiencia al frente de un comando revolucionario, a la vista de todos a causa de la situación del edificio en el centro de la ciudad, en la calle Cisneros, burlando al mismo tiempo la vigilancia policíaca que era numerosa por esos alrededores.

    Por aquel entonces se había disuelto en la ciudad todo tipo de dirección revolucionaria que organizara los trabajos que había que efectuar y como ya a Noel se le conocía en los ámbitos de la clandestinidad como muchacho valiente, se le encomendó la tarea de hacer una milicia de la que él mismo sería el jefe y a la cual le darían armas para organizar una huelga revolucionaria.

    Ingresaron en ella 80 jóvenes que se reunieron en su casa, y más tarde, el 9 de abril de 1958, se supo que las armas no habían llegado, y fueron detenidos varios compañeros.

    Teniendo noticias de que era buscado intensamente por la policía y habiéndole registrado su casa repetidas veces, se hizo necesario que se ocultara en el poblado de Aguilar.

    Mientras permanecía en Aguilar realizó distintas actividades revolucionarias, entre ellas algunos sabotajes. Al ser citado a juicio regresó nuevamente a la ciudad. De este salió absuelto y se reintegró nuevamente a su trabajo.

    Ya en esta época está formada la Dirección del M-26-7 en la provincia, y se encontraban distintos grupos revolucionarios alzados con los cuales él tenía estrechos contactos, haciéndole llegar armas, mercancías y medicinas.

    También trasladó valiosos compañeros del M-26-7 de la capital hasta la avanzada de las tropas rebeldes de la Sierra Maestra.

    Quemó un gascar, luego de haber bajado a sus ocu¬pantes, para que pasara incendiado por la estación de ferrocarril. Desarmó Noel a muchos serenos y policías con la ayuda de otros compañeros que le servían de apoyo. Pudo en una semana en calles céntricas desarmar a 9 policías.

    Ya por entonces visitaba poco su casa porque se hacían frecuentes los registros para detenerlo. Dejó de trabajar donde estaba empleado. Llegó al fin para Noel la oportunidad de liberar a los presos políticos entre los cuales estaba Lester Delgado. Y así cumplió su promesa en la tarde del 16 de septiembre de 1958, en la que fue asaltado el carro celular que conducía 9 presos políticos que fueron liberados por Noel y otros compañeros. La acción, realizada a pocas cuadras de la cárcel y en el centro de la ciudad, fue sin dudas la más relevante de cuantas tuvieron lugar en la ciudad de Camagüey durante la lucha contra Batista.

    Días después, en la calle 25 de Julio, próxima a la casa donde se ocultaba, sostuvo un encuentro a tiros con la policía, ya que habían reconocido el automóvil. Logra escapar llegando a una casa donde se identifica como miembro del 26 de Julio y saltando varias tapias colindantes llega a otra en la que le facilitan una bicicleta en la cual logra alejarse rápidamente del lugar.

    Para evadir la persecución de la policía se tiñe el pelo de rubio, usa espejuelos y camisa de mangas largas, continúa en la dirección de varios atentados a elementos del gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s