Elecciones con incidentes y futuro negro


Opinión


TANIA LEZKANO

Después de cuatro años y anticipadas, ayer se celebraron las undécimas elecciones generales de la democracia española después del franquismo. Un 20N, día significativo donde los haya. A grandes rasgos, los resultados fueron los esperados, a excepción de los partidos minoritarios, que aumentaron considerablemente respecto a 2008 y el resto de elecciones. El PP alcanzó la mayoría absoluta, con 186 escaños (de los 350). Y el PSOE sufrió una de las peores debacles de su historia, descendiendo de 169 escaños en 2008 a 110. Respecto a los pequeños, según el representante de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha habido 4,5 millones de votos menos destinados al bipartidismo, lo cual es una excelente noticia, a pesar de las consecuencias. Partidos como IU reaparecen con fuerza después de su espectacular caída en 2008, cuando consiguió tan solo 2 escaños. Ahora ha aumentado a 11. Y esto teniendo en cuenta la desproporcional ley electoral que tenemos, que beneficia a los grandes partidos y a los que se presenten por menos circunscripciones. Es el caso de Amaiur, la nueva formación abertzale. Su éxito ha sorprendido a los grandes. Con 7 escaños conseguidos, ha superado en dos al PNV, pese a ser la primera vez que se presenta. UPyD ha ascendido a 5, que también es un logro. En Catalunya, CiU ha conseguido 16 escaños, un crecimiento importante respecto a los 11 de 2008. El resto de escaños se los han repartido partidos más pequeños, como el BNG, ERC, Coalición Canaria, Foro (FAC), GeroaBai y Compromís-Equo, que ha conseguido uno, aunque el grupo general Equo se ha quedado sin representación pese a los más de 215.000 votos.

Es curioso cómo se ha repartido el pastel. El PP ha logrado la mayoría absoluta con tan solo algo más de 500.000 votos de diferencia respecto a 2008. Ha ascendido de 153 escaños a 186 con solo medio millón más de votos. Así que la derecha no se ha movilizado más que de costumbre. El resultado ha sido este por el castigo de la izquierda al PSOE, inclinándose por otros partidos, como IU, o por la abstención, que ha subido casi un millón y medio respecto a 2008. El voto en blanco ha aumentado en 50.000 y el nulo, que había ido en descenso desde 1979, ha aumentado de los 165.000 votos de 2008 a más de 317.000. La participación ha descendido en todo el país excepto en Euskadi, donde ha subido más de 2,5 puntos.

Por lo tanto, haciendo un análisis general, casi 10 millones de personas no acudieron a votar. Esto es un problema. Aquí falla algo. De los casi 36 millones con derecho a votar, 10 millones es, a mi juicio, una barbaridad. Aún no llega a la mitad, pero al paso que vamos, no tardaremos en ver un 50% de abstención. Entonces, en el caso actual, que ha ganado el PP por mayoría, ¿a quién representa? Los datos indican que solo algo más del 20% de los ciudadanos con derecho a voto eligió a los ‘populares’ (tomando como total los 36 millones que pueden votar). ¿Y con eso se representa a todo un país con absoluto poder? Porque no olvidemos que, tras estas elecciones, el Partido Popular acumula el poder en la mayoría de provincias y comunidades autónomas. Ningún partido tuvo en la historia de la democracia tanto poder en sus manos.

“¿Y ahora qué?”, nos preguntamos los españoles el 21 de noviembre. Ahora queda esperar a que se forme gobierno dentro de un mes y comiencen las medidas, esas que nadie conoce porque no existen, o al menos no aparecían en el programa electoral. Pero, conjeturando, solo esperan recortes. Aunque habrá que esperar a las órdenes o “sugerencias” de Europa y los grandes bancos mundiales, que, por cierto, no parecen haberse inmutado por la victoria de Rajoy: la prima de riesgo ha vuelto a crecer hoy hasta los 453 puntos básicos, además de caer nuevamente las bolsas europeas. La Bolsa española, el IBEX 35, se dejaba a las 11:00 horas el 1,46%.

Y por soñar que no quede. Todos hemos pensado cómo habría quedado el Congreso con una ley electoral justa, sin sistema de circunscripciones ni aplicación de la ley D’Hondt. Es decir, proporcional al número de votos. Bien, este sería el resultado:
El PP habría obtenido 26 escaños menos, quedándose con 160. El PSOE habría conseguido aún menos, 103. IU sería una fuerza todavía más importante, con 25 escaños. UPyD habría logrado doce más, 17. CiU se habría quedado con 15 y Amaiur con 5. Y el grupo mixto tendría 10 escaños más y aún más partidos que se han quedado sin representación: PNV, 5; ERC, 4; Equo, 3; BNG, 3; CC, 2; Compromís, 2; FAC, 1; y los que se han quedado sin nada: PACMA tendría 1 escaño; Escaños en Blanco, 1; PRC, 1; PA, 1; y PxC, 1. Mucha más diversidad, vamos.

Por último, no es comprensible el poco bombo que se le da al Senado en las elecciones. Se supone que es la cámara del pueblo. Se supone que es la cámara que se vota en realidad o, al menos, donde -de nuevo se supone- el pueblo tiene el poder. Pues una vez más, parece no ser así. Nadie ha hecho hincapié en los resultados del Senado, hasta el día de hoy en algunos medios. Aunque el panorama es bastante más desolador. También mayoría absoluta del PP, con 136 escaños (de los 208). El PSOE se ha quedado con 48. Y apenas hay más representación: CiU, 9; PSC-ICV-EUA, 7; PNV, 4; Amaiur, 3; y CC, 1. Y ya está.

La primera y más importante conclusión de este análisis es la reforma urgente de la Ley Electoral. Aunque, viendo cómo le ha beneficiado al PP con solo medio millón más de votos, dudo mucho que vaya a tocarla.
Por último, se dijo ayer que no había habido incidentes durante la jornada de votación. Sin embargo, hubo algún colegio electoral aislado que no permitió votar a quien llevara la camiseta verde de protesta por una educación pública, aunque luego la Junta Electoral Central emitió un comunicado informando de la ilegalidad de ese acto. También faltaron papeletas de algunos partidos, como PACMA, que protestó, aunque se le intentó silenciar, en algunos colegios de Madrid. Asimismo, hubo quejas porque algunas papeletas para el Senado venían con las cruces marcadas para el PP. Además, todos oímos ya el escándalo con los votos por correo: papeletas de partidos que no llegaron, gente que no recibió la documentación, etc. Así que eso de que no hubo incidentes es cuestionable. Es más, alguno fue incluso grave.

Anuncios

Acerca de Tania Lezcano

Elegí periodismo porque soy incapaz de hacer oídos sordos ante las injusticias de mi alrededor, y por ello intento luchar por un mundo más justo. Especializada en Política Internacional y la región de Oriente Medio.
Esta entrada fue publicada en La delgada línea roja y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s